Seljavallalaug, una piscina natural al aire libre en Islandia

En Islandia son muchas las experiencias de las que puedes disfrutar, pero hoy, quiero hablar de las piscinas naturales que puedes encontrar en diferentes puntos de la isla. Concretamente de Seljavallalaug.

Vista aérea de la piscina natural

Seljavallalaug vista aérea

¿Seljavallalaug, qué es?

Es una piscina natural de agua caliente al aire libre. Una parada obligatoria si recorres el sur de Islandia. ¿A quién no le apetece un baño de agua caliente entre montañas, rodeado del mejor paisaje que Ia isla te puede ofrecer?

Es cierto que en Islandia encontrarás diferentes puntos de agua caliente. Pero Seljavallalaug tiene un encanto único, tal vez el camino hasta llegar a ella es lo que la hace más especial. Se trata de la piscina natural más antigua de Islandia. Como dato curioso, comentar, que muchos islandeses aprendieron a nadar en ella.

Vistas desde Seljavallalaug

Vistas desde Seljavallalaug

En la actualidad, el acceso a Seljavallalaug es libre. Y si queremos que siga siendo así, debemos cuidarla con excesiva delicadeza y hacer siempre un buen uso. No hay un mantenimiento diario, por eso mismo, nosotros que somos quienes la visitamos y la disfrutamos, debemos esforzarnos en mantenerla limpia y cuidada.

¿Dónde se encuentra?

Ubicación en el mapa de Seljavallalaug

Ubicación en el mapa de Seljavallalaug

La piscina natural se encuentra a los pies del volcán Eyjafjallajökull. En Skogar, Vik and Myrdalsjokull, como puedes ver en la imagen anterior, entre Seljalandfoss y Skógafoss.

Siguiendo la carretera principal (N1), has de coger el desvío que encontrarás con la carretera 242 (Raufarfell). Una vez en esta carretera has de seguir los carteles que indican Seljavellir, allí encontrarás una zona habilitada para aparcar. Una vez ahí, has de seguir la ruta a pie.

Camino a la piscina natural en Islandia

Vistas al principio del camino a la piscina

Será el momento de coger una mochila con lo necesario para un baño. El camino a pie son unos 15 o 20 minutos.

Camino a la piscina natural en Islandia

iniciamos ruta a pie desde el parking

Un camino bastante sencillo, síguelo sin preocuparte por no ver la piscina, ya que está un poco oculta entre las montañas. Tendrás que cruzar un pequeño río, hay una especie de pasarela de madera, y sino siempre puedes saltar de piedra en piedra. Supongo que el caudal del río variará en función de la época del año. Nosotros viajamos en septiembre, y no era demasiado profundo.

Seljavallalaug Swimming Pool

Cruzando el río para llegar a Seljavallalaug

Algunas recomendaciones

Como puedes ver el camino es bastante fácil pero mejor si te calzas las botas de montaña.

Camino a la piscina natural en Islandia

Camino a la piscina

Que el tiempo no sea un impedimento para ir a Seljavallalaug. Digamos que el tiempo no estaba de nuestra parte, estuvo lloviendo todo el día, y de hecho, cuando iniciamos el camino a pie, chispeaba. Pero aun y así, no dejes de ir. Que el tiempo no te impida disfrutar del camino y de un baño en plena naturaleza. Nosotros nos lo tomamos como una aventura más, que una vez finalizada, puedo decir que valió la pena.

un baño en Seljavallalaug, Islandia

un baño en Seljavallalaug

Ten en cuenta que en Seljavallalaug no hay duchas ni vestuarios. Junto a la piscina, encontrarás unas casetas, que puedes usar a modo de vestuario, para poder cambiarte y dejar tus cosas allí. Quiero recalcar de nuevo, la importancia de mantener limpia la piscina y toda la zona que la rodea. Pero no todos los turistas piensan igual, ya que me he encontrado con objetos personales que deberían estar en las mochilas de cada uno hasta encontrar una papelera. Respetar y cuidar la naturaleza es una obligación.

Seljavallalaug piscina natural en Islandia

¡Ya hemos llegado!

La temperatura del agua variará en cada estación del año, y en función de las condiciones climatológicas. Por ejemplo, en nuestro último viaje a principios de septiembre y con unos días nublados, de lluvia y viento, no estaba demasiado caliente. Otros años, para las mismas fechas (mes de septiembre), el agua estaba calentita y no queríamos salir porque estábamos muy a gusto.

Te recomiendo que te muevas por la piscina, hay zonas más calientes que otras, por ejemplo, la pared de piedra que toca con la montaña, es por donde baja el agua caliente de las montañas.

La última vez descubrimos que si sigues por detrás de la caseta de la piscina, hay unos mini jacuzzi naturales. Siguiendo el río hacia arriba quedará a tu derecha.

Si te ha gustado, ayúdanos y comparte con tus amigos

Montse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

shares